Cerro La Chapa “Cumbre de especies únicas en el mundo”

 Winfried Meier

En la cordillera de la Costa yaracuyana se eleva el cerro La Chapa un singular y hermoso bosque nublado del Macizo de Nirgua, escenario de un extraordinario fenómeno ecológico, caracterizado por ser un centro de endemismo, donde habitan numerosas especies únicas en el planeta. Los bosques del cerro La Chapa y del macizo de Nirgua son los últimos reductos de las extensas formaciones boscosas que cubrían la región y que, en la actualidad, se encuentran amenazadas por las deforestaciones, la actividad agropecuaria en zonas que son esenciales para la regulación climática e hídrica en el ámbito regional y de cuyo equilibrio dependen los caudales de agua de los ríos que alimentan los acueductos regionales y locales.

A unos pocos kilómetros al norte de la carretera Panamericana en el estado Yaracuy, al norte de la población de Nirgua, se eleva un pequeño macizo que apenas alcanza los 1.400 metros sobre el nivel del mar (m snm) denominado el cerro La Chapa. A pesar de la cercanía a la civilización se ha conservado hasta hoy en la cumbre uno de los bosques nublados más hermosos de Venezuela.

Durante cientos de miles de años en estas cumbres ha sobrevivido, a varios cambios climaticos, la vegetación de los bosques húmedos, los cuales pertenecen a los bosques nublados. También se ha conservado, superando tiempos con clima extremo de períodos secos, un ambiente húmedo que ha garantizado la supervivencia de un bosque húmedo.

Semillero de plantas endémicas

Los bosques nublados en los topes de las montañas son islas siempreverdes en un mar de vegetación más seca. A lo largo de los milenios de aislamiento de los otros bosques nublados ha evolucionado una vegetación muy particular. Cabe mencionar las especies endémicas, las cuales están restringidas a una ubicación geográfica muy concreta y fuera de esta ubicación no se encuentran en otra parte del mundo. Cuando se usa este termino se tiene que especificar la región a la que pertenece la especie. En La Chapa, hasta el momento, se han identificado aproximadamente 10 especies endémicas para este cerro, es decir plantas que en todo el mundo sólo existen en esta montaña. La Froesia venezuelensis es la especie endémica emblemática del cerro La Chapa, llama la atención por su tronco poco ramificado y las hojas agrupadas en la parte final de las ramas. La palma araque (Dictyocaryum fuscum) es una especie con una distribución más amplia, es una planta endémica de la cordillera de la Costa Central, la cual habita desde el cerro La Chapa, en el oeste, hasta el Parque Nacional Guatopo, en el este. Esta palma es una planta emergente, ya que la copa sobresale del dosel del bosque, es una especie bandera, indicadora para otras plantas raras y endémicas.

Algunas especies endémicas tienen nombres científicos en honor al país, como Justicia chapana, Macrocentrum yaracuyensis, Miconia chapensis, Peperomia chapensis, Psychotria yaracuyensis, Froesia venezuelensis.

Centros de endemismo

Cuando hay un alto número de especies endémicas en una determinada región, se habla de un centro de endemismo, tal es el caso del cerro La Chapa y sus alrededores que constituyen el Centro de Endemismo Nirgua. Esta formación también es un “sitio de encuentro” de especies, las cuales tienen su área de procedencia en regiones lejanas, como de las islas caribeñas, de las montañas andinas, de la selva amazónica y hasta de las cumbres tepuyanas.

Montañas vecinas pueden pertenecer a diferentes centros de endemismo. Un buen ejemplo de ello son los centros de Nirgua y el de Aroa, que incluye el Parque Nacional Yurubí. Estas dos montañas, ubicadas en una distancia aérea de apenas de 20 km, están separadas por el valle del río Yaracuy con una altitud entre 100 y 150 m snm, cada una tiene su conjunto muy particular de especies endémicas.

Zona protectora amenazada

Aun cuando el macizo de Nirgua ha sido declarado zona protectora, el cerro La Chapa se encuentra amenazado por la tala indiscriminada, la proliferación de conucos, la instalación de pastizales con especies exóticas no-nativas, la construcción de carreteras, la caza indiscriminada de animales silvestres, especialmente el tigre y la danta que habitan en esta zona.

Las especies endémicas del cerro La Chapa ya están catalogadas como especies amenazadas en el libro rojo de la flora venezolana. Sería muy lamentable que en el futuro los nombres de estas especies aparecieran en las listas de las plantas extintas. Estas especies tienen su hogar en tierra venezolana y por esta razón es una alta responsabilidad de la generación presente de venezolanos preservar estos tesoros para las generaciones venideras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *