Los riesgos de ser tortuga Parte II

Maratón de obstáculos

Las tortugas son animales muy sensibles. Transcurren décadas para que puedan reproducirse,  pasan mucho tiempo en el agua donde se mueven con mayor facilidad, pero ese mar cada vez está más contaminado “Se han encontrado tortugas muertas sin una causa aparente y la necropsia muestra una bolsa de plástico que la tortuga confundió con una medusa, su principal alimento”. En la arena les cuesta mucho moverse y hacer el nido requiere de todo su esfuerzo. Los nidos son saqueados por animales y humanos.  Las crías se orientan con las luces y si hay una profusión de luces, en vez de ser estimuladas por la luna, las estrellas y su luz reflejada en al agua, van a ir en sentido contrario al agua. Hay personas que se han llevado tortuguitas para sus casas y las tortugas marinas  no son mascotas. Los rústicos o los vehículos en las playas son un problema grave pues aplastan los nidos y se han encontrado crías aplastadas. Las playas con  troncos, basura u objetos cortantes son un verdadero peligro para las tortugas adultas. Pero hay dos puntos poco difundidos que Hedelvy agrega a la lista de riesgos: el aumento de temperatura en el planeta hace que el resultado de los nidos sea mayoritariamente de hembras, pero también este aumento de temperatura puede afectar  las corrientes marinas que ellas aprovechan en sus viajes.

Formación y participación

Afortunadamente aquí en Venezuela tenemos una veda y somos signatarios del convenio internacional para la protección de las tortugas marinas, es decir hay protección legal para todas las especies de tortugas marinas, pero los mecanismos sancionatorios no son todo lo eficiente que se necesitan y falta mucho por trabajar en la parte educativa e informativa. Esta educación y toma de conciencia pasa por decir no cuando en cualquier restaurant le ofrezcan carne de tortuga y además de decir no, haga la denuncia correspondiente a favor de una especie que puede desaparecer del planeta.  “Muchas veces la gente no denuncia por temor a que la denuncia se vuelva en contra de ellos y en otras ocasiones cuando la denuncia se hace y se atrapa a la persona a la semana está libre como paso hace poco en Margarita que se logro atrapar a la persona que mato a machetazos a una tortuga.  Hay personas que saquean los nidos por los lados de Carúpano y Río Caribe y  los venden. Estas personas descartan el riesgo que supone una multa o una pena  en prisión que es lo que contempla la Ley Penal del Ambiente en estos casos.  Hay que decir que en distintas playas del país se saquen los nidos, en el parque nacional Morrocoy, en La Sabana, en Ocumare de la Costa,en Margarita,  en La Blanquilla y en muchas otras playas. Contra esto lo único que funciona es el control social y la educación porque las personas informadas se convierten en aliados. Nuestro proyecto apunta a la formación y a la participación  de  la comunidad que ve beneficios: además de la formación a los guardianes se les paga unos honorarios durante la temporada de anidación, la casa donde nos quedamos se le alquila a su dueña por todo el año y  allí el proyecto  hace su contribución con  la reducción de la pobreza y con la preservación de la diversidad biológica que señalan los Objetivos del Milenio.

De 7 tenemos 5

De las 7 especies de tortugas marinas del mundo hay 5 en Venezuela, La verde o blanca  Chelonia mydas, la cebezona o caguama  Caretta caretta, la carey o parape Eretmochelys imbricatta, la guaraguá o maní Kepidochelys olivácea y la cardón Dermochelys coriácea.    

 

Adriana Humanes SchummannAdriana Humanes Schummann

Adopta una tortuguita

Dentro de los planes de CITMAR está el establecimiento de un eco-museo en Querepare y continuar trabajando en este proyecto de largo aliento. Una forma de ayudar es el programa de adopción de un tortuguillo o un nido www.tortuadopción.com  es una forma muy sencilla y fácil de colaborar en este proyecto y permitir que continúe en el tiempo que es lo que más se necesita. Son apenas Bs 190 anuales que pueden ser la diferencia para salvar una tortuguita. Además ese tortu papá o mamá también ayuda a que otras personas conozcan el problema crítico que enfrentan estas tortugas, estas viajeras de los océanos.

El Eco museo

Pronto en Querepare se va a abrir un eco-museo de tortugas marinas, producto de un convenio ente el Ministerio del ambiente, la agencia de cooperación española y el municipio Arismendi, solo faltan unos detalles. Lo bonito es que todo el trabajo fue hecho por la comunidad.  Antes de su inauguración ya trajo beneficios que se relacionan directamente con las tortugas y su protección. Esperemos que luego de su apertura los beneficios continúen para todos.

La CIT

A finales del mes de junio terminó la VI conferencias de las partes de La Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (“CIT”) en el parque nacional Galápagos en Ecuador.  Es un tratado intergubernamental que busca proteger a estas viajeras oceánicas.  Brinda  un piso legal, de carácter vinculante, para que estas especies sean protegidas en todo el continente americano. Venezuela lo ratificó y las acciones  deben incluir actividades  tanto en las playas de anidamiento como en los mares territoriales de los países firmantes. Nos señala Hedelvy que para todos los que trabajan en el área esta convención es de mucha importancia y que esta reunión que acaba de terminar uno de los puntos a tratar eran la ayuda financiera para apoyar los proyectos. Lamenta que Venezuela no haya asistido, aunque eso no la libra de la obligatoriedad de cumplir sus acuerdos.

 

María Eugenia Gil