El cultivo de algas marinas podría reducir la acidificación oceánica

  • PDF

 

 

 Científicos del Servicio Nacional de Pesca Marina estadounidense están estudiando en la región noroeste del Pacífico el potencial de las granjas de algas marinas para ayudar a combatir la acidificación del océano mediante la eliminación de dióxido de carbono (CO2) del agua marina.

Muchas algas marinas, incluidos los quelpos, prosperan en aguas oceánicas acidificadas. Toman CO2 y nutrientes de su entorno, y mejoran la calidad del agua a medida que crecen al reducir los niveles de ácido disuelto, así como los de nitrógeno y fósforo. Las algas marinas también emiten oxígeno, lo que puede ayudar a reducir las zonas muertas.

Los científicos creen que las granjas de algas pueden actuar como “halos” de protección que mitiguen la acidificación y la contaminación a nivel local, mientras crean al mismo tiempo un hábitat para las especies marinas.

Cuando las algas son recolectadas, se llevan con ellas el exceso de carbono y nitrógenos, eliminándolos de forma eficaz del océano.

 

Fuente: Biotecnología Sí

 

REDES SOCIALES y REVISTA IMPRESA


facebook-white-tiny   twitter-white-tiny   pinterest-white-tiny      ambitus-impresa

logo-planeta-vital1

Designed by ZuritaWebDesign