Voluntarios ayudan a recuperar espacios del Jardín Botánico

  • PDF

Durante su ponencia en el XXI Congreso Venezolano de Botánica Mario Gabaldón, presidente de la Fundación Jardín Botánico, expuso el trabajo por parte de voluntarios que permitió restaurar la Laguna Venezuela, uno de los cuatro espacios dedicados a la exhibición  de plantas de ambientes acuáticos con el propósito de garantizar el muestrario de un conjunto de plantas, nativas  y exóticas, de relevante importancia, tanto por su valor botánico como por sus exquisitas y atractivas flores. Los otros espacios son: la Laguna Principal, ubicada a la entrada del Jardín, la Laguna Didáctica,  (Laguna Justiniano Velásquez) y el Estanque del Herbario Nacional.

La Laguna Venezuela es un importante ícono patrimonial del Jardín Botánico, ubicada en el extremo noroccidental del jardín, limítrofe con la autopista Francisco Fajardo. Esta piscina de 828 metros cuadrados con profundidad de 90 centímetros puede albergar 745.000 litros de agua. Le debe su nombre a su trazado, que se asemeja al mapa de nuestro país.

El trabajo de reacondicionamiento de la Laguna Venezuela estuvo a cargo principalmente del profesor Justiniano Velásquez, emérito investigador y estudioso de las plantas acuáticas, y el Biólogo Miguel Castillo.

El proyecto consistió en realizar, primero una limpieza profunda  con el propósito de hacer la remoción del denso estrato de sedimento acumulado por más de 20 años originado por las aguas de escorrentía de lluvia provenientes de una conexión con el drenaje de la colina contigua a la Laguna. Una vez erradicado todo el volumen de sedimento y corregida esta no deseable conexión, se realizó la evaluación, detección y reparación de las múltiples grietas y fracturas originadas como consecuencia del impacto generado por las fuertes raíces de diversas especies arbóreas (Ficus), desarrollados en talud colindante a la cara sur de la Laguna, en la que se realizó un importante aclareo de la vegetación con el propósito de establecer una adecuación paisajística en sus alrededores.  

Una vez concluidos los trabajos de mantenimiento y restauración de la infraestructura, se procedió a sustituir los pequeños materos subacuáticos por unos nuevos contenedores de mayores dimensiones que permitieran albergar la densidad vegetal de las nuevas especies que se habían empezado a desarrollar en los canteros y piscinas de los viveros, los cuales fueron desarrollados paralelamente a las obras de restauración de la Laguna para garantizar las plantas e iniciar la nueva colección, comenzando con especies de difícil consecución, tales como: Victoria  amazonicaVictoria cruziana, Victoria´Loogwood Hybrid´ (V. cruziana x V. amazonica)  además de lotos sagrados de Egipto  y la India, Euryale ferox y diversas especies del genero Nymphaea, variados híbridos de este grupo, provenientes de ambientes  continentales, africanos y asiáticos, así como de la Amazonía y de los llanos venezolanos, caracterizadas por sus diversos matices de heterogéneos colores. En la actualidad la colección de plantas acuáticas del Jardín sobrepasa, entre especies e híbridos, las doscientas variedades de plantas. 

Para Mario Gabaldón frente a las serias deficiencias presupuestarias y los conflictos laborales que padece el Jardín Botánico es esencial la voluntad de trabajo como la demostrada por Justiniano Velásquez, Miguel Castillo y sus colaboradores. Gracias a esta clase de esfuerzo es posible enriquecer, manejar y mantener el valioso patrimonio con el que cuenta el Jardín Botánico de la UCV. Para mantener este trabajo de voluntariado es fundamental la alianza con el sector privado y el público.

 

REDES SOCIALES y REVISTA IMPRESA


facebook-white-tiny   twitter-white-tiny   pinterest-white-tiny      ambitus-impresa

logo-planeta-vital1

Designed by ZuritaWebDesign